jueves

¿Quién paga los platos rotos de la crisis?


Unos cuantos datos para tener en cuenta:
La crisis comienza por un problema en bancos norteamericanos que dieron préstamos (a un considerable interés) a personas que no siendo solventes empezaron a no pagar sus créditos.
Los bancos se compran unos a los otros las hipotecas que han concedido a sus clientes.
Como nadie sabe cuántas de estas "hipotecas basura" tienen los bancos empiezan a no fiarse los unos de los otros y a no prestarse dinero entre ellos. Consecuencia, no hay liquidez.
Algunos bancos no pueden responder a sus compromisos con otras entidades financieras y empiezan a quebrar. Grandes miedos, pánicos y el dinero que sale a espuertas de la bolsa.
SOLUCIÓN:
Mr. Bush, dice: pues vamos a comprar esas hipotecas con dinero público, a sabiendas de que es dinero perdido. En otros palabras, da dinero de todos a unos pocos (los accionistas de los bancos). Recordemos que Estados Unidos no se distingue por tener una sanidad pública potente, ni servicios sociales universales, ni educación pública de calidad. A esto le han llamado eufemísticamente "socializar la pobreza".
Ya sabemos quiénes están pagando la factura de la crisis y no comen caviar.
Foto I,mBatman (Flickr)

6 comentarios:

NuNú dijo...

Sí, es fuerte, pero es que siempre que hay que apretarse el cinturón sólo los pobres lo pueden hacer, los ricos sólo tienen cinturón para ir a juego con la cartera y los gemelos y los zapatos...

Druid dijo...

pero tranquilo, que en armas gastan la leche, de seguro que se podran comer los m16 y sus balas cuando no tengan comida.

Apertas.

CRIS dijo...

Hola Satie... me supera el tema, estoy alucinando, parezco tonta, ya se, pero es que no dejo de sorprenderme de la raza humana ¿y nos creemos seres racionales? Porque a mi todo me parece un absurdo... ay...(suspiros...) no se ni que decir...

un abrazo

Manuel (Cedric) dijo...

Vergonzoso es que se hable de inyectar dinero para ayudar a los bancos y a las Bolsas, cuando por su mala administración hay crisis.
¿Es posible que todo lo que han ganado ene estos diez años se haya volatilizado en unos pocos meses?

La verdad, cuesta de creer.

¿Se dice algo acerca de ajustar los salarios mínimos a cómo está realmente la vida? ¿De ayudar al ciudadano de a pie, que con su dinero ha llenado los bolsillos de los bancos y de muchas multinacionales?
¿Se dice algo de establecer controles efectivos de los precios, sobre todo de artículos de primera necesidad que, casualmente, son los que más suben?

Ante la respuesta que todos ya sabemos, todavía hay quien se extraña de que el consumidor tenga unos niveles de confianza tan bajos...

Lo siento, pero este tema me pone de los nrevios.

Un saludito desde Valencia.

Satie dijo...

A mí también es un tema que me puede, las crisis siempre se soportan en las mismas espaldas.

MARISA dijo...

satie, desaceleración...desaceleración...jajajaj.. el caso es que tengo 30 años de hipoteca por un piso de 40 años y que como muuuuchos macarrones..