domingo

Cospedal

En esta ocasión, le toca a esta representante del PP, así que vamos a analizar su lenguaje corporal y la forma en que se desenvuelve frente a los periodistas.



A diferencia de lo que ocurre con nuestra anterior política, Cospedal usa un tono de voz menos firme y por momentos dubitativo. Sus palabras no resultan muy creíbles, en parte porque además el contacto ocular es casi nulo. Parece usar la técnica del faro (mirar de izquierda a derecha y viceversa) pero no llega a centrar su mirada en ningún punto por lo que la sensación de inseguridad es palpable.
En el segundo 45, aumenta el tono de voz y consciente de lo que acaba de decir, produce un silencio que le delata.Parece haber soltado algo que no debía.
Probablemente toda esta inseguridad sea porque es una persona tímida.
Por lo demás, se detecta que lo pasa mal por el número de veces que se para a coger aire y la forma en que lo hace.
Mi opinión es que tiene también asesores de imagen, pero estos tienen más trabajo que los de Pajín.

4 comentarios:

Maruri dijo...

Siempre he tenido esa sensación como que los del PP están cohibidos lo dicen timídamente, no son nada enérgicos y parece que ellos mismos ni se lo creen..

Respectos a los otros que aun viendoles como miente enciman sacan pecho, hay bastante diferencía entre ellos, quizás un buen asesor de imagen para los del PP no les vendria nada mal....
NO es lo que quieras decir si no ver como te ven para mejorar..

Maruri dijo...

P.D: Que los comentarios son gratis, como la sonrisa :)

Alfonso dijo...

A mí lo que me revienta en el discurso de los políticos es cuando te repiten la misma frase dos veces. Eso lo hace muyo Pelayo y Arenas, pero claro, como ellos me revientan también de por sí, no sé si es debido a su lenguaje o su ideología :-P

Satie dijo...

Es verdad es un recurso que usan para recordarnos que ellos están por encima de nosotros.